Blog

Los árboles de la vida

En un pueblo Izucar de Matamoros, Puebla; son tradicionales los árboles de la vida.

Antiguamente era una tradición que los recién casados, se les obsequiara un árbol de la vida, como símbolo de fertilidad y abundantes cosechas, pero actualmente debido a los altos costos de estas artesanías, y sobre todo a la perdida de valores identitarios, es casi inexistente.

Son aproximadamente 250 años que los artesanos izucarenses los confeccionaban, de generación en generación, para utilizarlos en actividades religiosas, pero actualmente solamente los sahumerios (tlapopochuilani), siguen teniendo esa función entre la gente de los 14 barrios prehispánicos que tiene Izùcar de Matamoros, para sus ceremonias, como la procesión del jueves de Corpus Christi y en los rituales de la cofradía del Santísimo, durante todo el año.

Para poder ser considerado un árbol de la vida, la pieza debe de tener las efigies de Adán y Eva, así como la serpiente del pecado; si no tienen estos elementos es solamente un candelero policromado.

Cada uno de los artesanos izucarenses tiene una sensibilidad distinta para crear y decorar sus artesanías, por lo cual uno de los interesantes recorridos turísticos en Izùcar de Matamoros, es visitar y admirar dichas obras de arte en los diferentes talleres.

En el Café Villa Campa, no podía faltar un árbol de la vida, te proponemos un juego, la próxima vez que vayas a disfrutar de una ración de tacos, fíjate en la decoración, a ver si encuentras el árbol de la vida.

Café Villa CampaLos árboles de la vida
Leer más

El día de la Independencia Mexicana

El 16 de septiembre es el Día de la Independencia en México desde que ésta se proclamó en 1810. El término popular español para esta celebración es el Grito de Dolores.

El Grito fue el detonante para la independencia dada por Miguel Hidalgo y Costilla, que se había rebelado contra el gobierno español en el poder. Los sentimientos de independencia se habían estado incubando durante algún tiempo, debido a las revoluciones estadounidense y francesa, así como a la ocupación francesa de España a principios del siglo XIX. Después de saber que el gobierno tenía la intención de arrestarlo, Hidalgo hizo sonar la campana de su iglesia en la sureña ciudad costera de Dolores, subió al púlpito y anunció sus planes de rebelarse, animando a los demás feligreses a unírsele. Al cabo de varias horas se había reunido un ejército de personas dispuestas a rebelarse contra España. Este levantamiento contra las autoridades fue el detonante de una guerra revolucionaria que duraría una década.

El Día de la Independencia, es una de las fiestas más importantes de México. Dignatarios locales recrean el Grito de Dolores de Hidalgo en los ayuntamientos de cada rincón del país, y en la Ciudad de México, la medianoche entre el 15 y el 16 de septiembre, el Presidente se levanta en el balcón del Palacio Nacional repicando una réplica de la campana que Hidalgo utilizara y a continuación recita el Grito, tras lo cual toca la campana una vez más y ondea la bandera mexicana mientras que una banda militar interpreta el himno nacional.

Hay fuegos artificiales y se celebran desfiles y bailes en las plazas de todo México. La población suele colgar banderas nacionales en sus balcones y la comida juega un papel importante en las celebraciones, específicamente la comida elaborada en los colores nacionales: rojo, blanco y verde. Los platos favoritos son el pozole, un tipo de sopa hecha con carne de cerdo y sémola de maíz, y por supuesto la bebida nacional: el tequila.

Las estatuas de Hidalgo, considerado como el padre de México, están decoradas en todo el país de verde, blanco y rojo. El verde simboliza la independencia del país, el blanco representa la religión, mientras que el rojo muestra la unión.

EL GRITO

Aunque hay varias versiones sobre lo que supuestamente se dijo, el Grito oficial que el presidente repite normalmente:

¡Mexicanos!
¡Vivan los héroes que nos dieron patria!
¡Viva Hidalgo!
¡Viva Morelos!
¡Viva Josefa Ortiz de Domínguez!
¡Viva Allende!
¡Vivan Galena y los Bravos!
¡Vivan Aldama y Matamoros!
¡Viva la independencia nacional!
¡Viva México! ¡Viva México! ¡Viva México!

Café Villa CampaEl día de la Independencia Mexicana
Leer más

La importancia de las salsas en la cocina mexicana

Salsa proviene del latín salsus, del verbo sallere (poner en sal), que señala un alimento que es salado debido a la condimentación con sal en su elaboración.

Las salsas mexicanas básicas son el resultado de la combinación de recursos autóctonos con otros de origen extranjero. Así tenemos, por ejemplo, que el tomate y el jitomate son la base para las salsas verdes y rojas, a las que se integraran cebolla, ajo, cilantro o perejil, y se complementan con chiles y sal.

El uso de vinagre como conservador y sazonador que ahora es muy común, no lo era para Mesoamérica. El escabeche, palabra de origen árabe que significa “comida ácida” designa al adobo preparado básicamente con vinagre y hojas de laurel, útil para conservar y aderezar los manjares, sobre todo los pescados. Otra salsa preparada con vinagre, sal, aceite y cebolla es la vinagreta y se usa fría con los pescados y las carnes. La cocina regional que usa más el vinagre en México es la de la Península Yucateca.

La comida mexicana siempre va acompañada de una salsa. Las salsas que acompañan a los “platillos” muchas veces tienen la misma base, pero es increíble el número de combinaciones que pueden darse a cuatro ingredientes claves: tomate verde o jitomate, chile serrano, cebolla y ajos. Si se asa primero el jitomate, o si los ingredientes van crudos, si se hierven, si se fríen, si se muelen o se pican, si algunos como el ajo o la cebolla se suprimen, todo es factor que cambia el resultado final.

No se puede concebir un taco sin su salsa, por ejemplo la salsa de chile habanero para el taco de cochinita pibil, la de pico de gallo, o la salsa verde que acompaña al taco de longaniza.

Os dejamos una receta de salsa de pico de gallo, para que os animéis a prepararla con alguna de vuestras recetas:


SALSA MEXICANA o PICO DE GALLO

INGREDIENTES

– 3 jitomates medianos, partidos a la mitad, despepitadas y picados
– 1 cebolla mediana picada
– 6 chiles serranos picados
– 1/2 taza de cilantro picado
-Jugo de limón
-Sal al gusto

PREPARACIÓN

Se parten en cubitos todos los ingredientes y se mezclan con el jugo del limón y la sal. Se le puede poner un poco de aceite de oliva.

Y si no os apetece poneros a cocinar, siempre podéis pasaros por el Café Villa Campa y pedir una ración de tacos o para llevar en el teléfono 974209461.

 

Café Villa CampaLa importancia de las salsas en la cocina mexicana
Leer más

El uso del maíz en la cocina mexicana

Desde el principio de los tiempos el maíz más que ser considerado un alimento esencial de la comida mexicana era considerado “sagrado” ; ya que se creía la causa de la vida . El maíz tiene unos 12.000 años de antigüedad en estado silvestre . Pero con el paso de los años fue evolucionando la técnica para sembrar, cosechar, moler y cocinar el maíz. Hasta que el maíz fue domesticado hace 5.000 años .

La técnica de trabajar con el maíz evolucionó a tal grado que no solo se convirtió en un ingrediente básico de la comida mexicana, se volvió un estilo de vida (como los frijoles o el chile).

Para los indígenas el maíz era el pan en forma de tortillas, también era el plato fuerte cuando el maíz se presentaba en forma de tamal y también era bebida cuando se presentaba en forma de atole

 Hay varias leyendas sobre el origen del maíz:

Los Nahuas conocían al maíz como “atzintzintli” que significa grano de hormiga. Su leyenda cuenta que el hombre descubrió el maíz cuando vio a una hormiga llevar unos granos a su hormiguero . Los granos que llevaba cargando eran pequeños y no eran ni de frijol ni de trigo – eran Granos de Maíz. Así el hombre descubrió el maíz y lo domesticó.

El Popol Vuh (libro Maya) también narra la leyenda sobre la creación del hombre y el maíz. La leyenda cuenta que los dioses crearon al hombre del barro pero este se amontonaba y caía. Debido al fracaso se tuvieron que deshacer de este. Después los dioses intentaron crear al hombre con madera pero este no era mas que un maniquí sin animación, por lo tanto tuvieron que destruirlo.Entonces los dioses intentaron crear al hombre con maíz , este entró en el cuerpo para mezclarse con la sangre y órganos dándoles fuerza y vida.

El maíz fue conocido por los Europeos con Cristobal Colón. Dos de sus marineros al bajar de la nave regresaron con un puñado de maíz . La fama y la importancia del maíz trascendió fronteras convirtiéndose en una de las 3 gramíneas alimenticias más importantes del mundo: trigo, arroz y maíz.

Dentro de la cocina mexicana son innumerables los platos que se preparan con maíz como: sopa de elote , torta de elote, tamales, atole, tostadas, gorditas, quesadillas, chilaquiles, enchiladas, chalupas, tacos, tacos de canasta, totopos , tortillas azules, etc.

En el Café Villacampa se preparan casi todos los platos con maíz, que además, permite que los celíacos tengan una gran variedad en nuestra carta y puedan probar casi todas nuestras especialidades.

Selección de tacos del Café Villa Campa

Torta de elote

Totopos con chile macho

 

Café Villa CampaEl uso del maíz en la cocina mexicana
Leer más

Los nopales

¿Sabías que los nopales son un cactus? conocida popularmente como nopal o chumbera; sus frutos son comestibles, las tunas o higos chumbos, son muy populares en México, Chile, Noroeste de Argentina, Perú, Sicilia, en el sur de Italia, las Islas Canarias, Andalucía, en el sur de Castilla , y el Levante español, donde incluso se hacen productos tales como zumos, dulces o cerveza con sus frutos. También se encuentra silvestre por gran parte del África Occidental, aunque su popularidad y aprovechamiento es desigual, en algunas zonas inexistente.

Crece silvestremente en gran parte de Latinoamérica, teniendo su epicentro en México, donde mejor provecho han sabido extraerle. Tal es así, que allí es considerada una planta fuente de vida y que hasta los aztecas la empleaban en sus preparados.

El uso del nopal, como hemos dicho, se remonta a tiempos lejanos. Allí, los pueblos originarios empleaban su zumo y para usos medicinales. Así se extendió el consumo de esta planta. Para que os hagáis una idea de la importancia que tiene en México el nopal y sus tunas, se consumen por año, per cápita, unos 6,4 kilogramos de esta planta.

Posee múltiples vitaminas como A, B, B2, C y K. Debido a que es una gran fuente de fibra, el sistema digestivo logra estimular mejor sus procesos de absorción de nutrientes. Además que al ser un compuesto orgánico y vegetal, posee fitoquímicos, un componente sumamente beneficioso para la salud.

Una buena excusa para pedir una ensalada de nopales en el Café Villa Campa, además de degustar una rica ensalada, estaréis llenando vuestro organismo de vitaminas.

Café Villa CampaLos nopales
Leer más

La gastronomía mexicana es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

¿Sabías que la gastronomía mexicana ha sido declarada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO?

La distinción a la cocina mexicana se basó en el haber salvaguardado la identidad y continuidad de una gastronomía con profundas raíces prehispánicas.

La gastronomía no solo comprende la elaboración de las recetas, si no también, el cultivo y el traspaso de éstas técnicas a lo largo del tiempo. El arte culinario mexicano es muy elaborado y está cargado de símbolos: las tortillas y los tamales consumidos diariamente forman también parte de las ofrendas realizadas el Día de Muertos. En el Estado de Michoacán y en todo México se pueden encontrar agrupaciones de cocineras y de otras personas practicantes de las tradiciones culinarias que se dedican a la mejora de los cultivos y de la cocina tradicional. Sus conocimientos y técnicas son una expresión de la identidad comunitaria y permiten fortalecer los vínculos sociales y consolidar el sentimiento de identidad a nivel nacional, regional y local.

La base de la cocina mexicana actual deriva en gran parte de la cocina existente en la época prehispánica, basado en maíz, frijol, chile, jitomate, tomatillo, calabaza, aguacate, cacao, cacahuate, amaranto, vainilla, nopal, agave, cactáceas, hierbas y condimentos (epazote, hoja santa, pápalo, quelites), diversas aves como el guajolote y variedad de mamíferos, peces e insectos; mientras que múltiples ingredientes se han adaptado a la cocina mexicana a través del intercambio cultural que trajo el Virreinato de Nueva España y los siglos subsecuentes, que introdujeron ingredientes europeos, mediterráneos, asiáticos y africanos como es el trigo, café, comino, hierbabuena, laurel, orégano, perejil, cerdo, res, pollo arroz, cebolla, limón, naranja, plátano, caña de azúcar, cilantro, canela, clavo, tomillo y pimienta; muchos de los cuales han sido ampliamente adoptados e incluso históricamente cultivados en México, como es el caso del café.

Por todas estas razones (y por lo buenísima que está) ha sido declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en la UNESCO en el año 2010. Desde el Café Villa Campa, queremos aportar nuestro granito de arena, para que podáis probar los sabores auténticos de México sin salir de Huesca.

Café Villa CampaLa gastronomía mexicana es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad
Leer más

El origen del mole

El mole es una salsa mexicana hecha a base de chiles y especias (puede llevar: diferentes tipo de chiles, ajo, cebollas, tortillas de maíz, pasitas, almendras, ajonjolí, anis, clavo, canela, pimienta, chocolate , jitomate, azúcar, sal…) .

El mole más conocido en México es el mole poblano, que para muchas personas suele ser llamado “platillo nacional” de México. Sin embargo, existen numerosas variedades de mole, debido a la diferente composición de especias y de chiles. Algunos ejemplos: chirmole, huaxmole, mole coloradito, mole de caderas, mole de panza, mole de olla, mole michoacano, mole negro, mole poblano, mole prieto…

La receta clásica del mole poblano lleva cerca de 20 ingredientes y es una de las que más se ha respetado en esencia. El origen del mole se ubica en los Conventos poblanos de la época de la Colonia. Esta antigua receta se compone de contrastantes sabores gracias a sus ingredientes.

El origen de esta antigua preparación no está muy claro, hay muchas versiones, pero lo que es seguro es que es producto del mestizaje y la enorme riqueza de la gastronomía mexicana.

Hay una leyenda sobre el origen del mole, que se conoce como ‘San Pascual Bailón, atiza mi fogón‘, y esta cuenta que el Virrey de la Nva. España, Juan de Palafox, visitó un Convento poblano donde se le ofreció un banquete.

La presión era muy alta y los encargados de la cocina buscaban lucirse con el banquete, pero el nerviosismo en la cocina era tal, que el cocinero principal Fray Pascual, corría por toda la cocina dando órdenes y metiendo prisa porque el banquete no estaba listo e iban con retraso.

Sin darse cuenta, Fray Pascual empezó a recoger en una cacerola varios productos, con la intención de guardarlos después, pero con las prisas tropezó y los ingredientes de la cacerola volaron por el aire y fueron a caer exactamente en la cazuela donde se estaba cocinando la carne.

Se dice que el clérigo estuvo tan preocupado que comenzó a rezar con toda su fe, pero para su sorpresa, la receta gustó muchísimo.

Esta leyenda fue muy bien acogida por la gente de la región, y se dice que incluso en los pueblos más pequeños, las amas de casa apuradas aún invocan la ayuda del Fraile diciendo: “San Pascual Bailón, atiza mi fogón

Y de aquí el origen del mole poblano. Sin duda una historia que, aunque no se sabe si es cierta, lo que sí sabemos es que el mole tiene un sabor espectacular. Puedes, venir a probarlo al Villa Campa y descubrir su sabor auténtico mexicano en el centro de Huesca.

Receta preparada a base de mole

Mole acompañando a una receta típica mexicana

Café Villa CampaEl origen del mole
Leer más

Las fotografías de Diego Huerta

Si alguna vez has ido a por tus tacos al Café Villacampa te habrás fijado, seguro, en la selección de fotos que tenemos colgada en la pared. Decimos que seguro que te habrás fijado, porque no pasan desapercibidas.

Son una selección de fotos pertenecientes al proyecto “Nación Nativa” del fotógrafo mexicano Diego Huerta, un apasionado de los viajes por el país, los cuales son una parte esencial en el trabajo de este fotógrafo. Conocer gente le enriquece la vida y le abre los ojos para ver el mundo a su alrededor. Diego Huerta asegura que su carrera se ha visto siempre influenciada por el deseo de contar historias de grupos minoritarios, como los pueblos indígenas de México. “Mi interés es despertar el gusto, la curiosidad, el reconocimiento y la preservación de estas sociedades, a través de la fotografía”

Su proyecto fotográfico Nación Nativa consiste en documentar a los más de 50 grupos indígenas de México. Algunas de las fotografías que están expuestas en el Café Villa Campa pertenecen a ésta colección. Llaman la atención, además de por reflejar la cultura indígena de México, por la estética visual, los colores, los encuadres, la luz… hacen que al instante nos traslademos a las tradiciones más antiguas de México.

Sin saberlo y con otras intenciones la misión dio inicio en el año 2011 cuando a manera de proyecto personal arrancó con el proyecto ‘31 mil retratos por la paz’, el cual buscaba reunir 31 mil retratos de hombres, mujeres, jóvenes y niños a lo largo y ancho de todo México en favor de la paz.
Fue así como llegó a Oaxaca, lugar que lo envolvió con el encanto sureño de aquel extremo del país con elementos como la vestimenta, la fiesta, la cultura, la tradición, gastronomía y la Guelaguetza, que le pusieron de frente el deseo de realizar un archivo sin precedentes.
La idea principal se convirtió en viajar a las 8 regiones en las que está dividido el estado y crear una documentación fotográfica de lo que es el uso y costumbre en cada una de estas.
Es así como a lo largo de los años ha vuelto a Oaxaca en múltiple ocasiones capturando en imágenes los rostro de la gente que expresa el folclore que mantiene cautivado a Diego.

Durante 2015 el fotógrafo regiomontano tuvo la oportunidad de concursar en la convocatoria que realiza la revista estadounidense Photo District News ‘World in Focus 2016’ con ‘Oaxaca desde adentro’ consiguiendo el primer lugar.
Además de la difusión de su trabajo en la publicación Diego confesó que “…es una satisfacción personal que te reconozcan y que reconozcan a este México que es el que veo y del que me enamoro todos lo días”.

A la larga, Huerta espera que sus proyectos fotográficos creen una empatía hacia los indígenas y que esa empatía sea un gatillo para respetarlos y valorarlos.

Puedes comprar sus fotografías en https://store.behindmystories.com/
O seguirlo en sus redes sociales:
Facebook: https://www.facebook.com/diegohuertaphotographer
Instagram: https://www.instagram.com/diegohuertaphoto/
Twitter: https://twitter.com/diegohuerta
Youtube: https://www.youtube.com/user/diegohuertaphoto

Imágenes pertenecientes a "Nación Nativa" de Diego Huerta

Imagen perteneciente a "Nación Nativa" de Diego Huerta

Paquete de fotos de Diego Huerta

Café Villa CampaLas fotografías de Diego Huerta
Leer más

Chiles mexicanos

Al igual que las tortillas, el picante es lo primero que se nos viene a la cabeza cuando hablamos de comida mexicana. El chile es un ingrediente fundamental en la gastronomía de México. Con más de 60 tipos de chiles diferentes de diferentes intensidades, su uso es casi un ingrediente básico en cualquier plato.

Algunos de los más famosos son:

  • El Chile de Árbol: Delicioso para salsas. pero también se puede poner en sopas y otros alimentos. Tiene un intenso picor.
  • Chile Habanero, originario de Yucatán, este chile debe su nombre a la ciudad cubana de La Habana.
    México es el mayor consumidor de este ingrediente, aunque su aroma floral, lo ha hecho cada vez más popular en el resto del mundo.
  • Chile Poblano: Originario del estado de Puebla, es unos de los más populares cultivados en México. El chile Poblano es de intensidad de picor leve. Es el ingrediente principal de los chiles en nogada.
  • – Chile Serrano, originario de la Sierra Norte. Se puede usar cortándolo en rodajas o picado (como en el pico de gallo), también se puede asar para salsas.
  • Chile Jalapeño, debe su nombre a la ciudad mexicana de Xalapa, Veracruz. Se utiliza en salsas como crudos al vinagre.
  • Chile Pasilla, de color negro y arrugas en la piel. Normalmente se usa para hacer salsas y en guisos, ya que no es muy picante y le da un sabor muy especial a los caldos.

¿Sabes qué es la capsaicina?
La capsaicina es la sustancia que hace que piquen los chiles. Los científicos miden el picante de los chiles en unidades de Scoville de capsaicina.

Escala de los chiles más picantes:

  1. -Picor extremo: chile rojo jamaicano, Habanero. 
  2. – Increíblemente picante: Habanero del sur de México, Habanero naranja, Chiltecpin. 
  3. -Muy picante: Cayena de charlestón, Chile de Louisiana, Ají rojo, Piquin. 
  4. -Picante: Tabasco, Chile de Árbol, Rocoto, chile manzano, Jaloro, Aji, 
  5. -Picante moderado: Ordeño, jaloro, jalapeño, serrano, Chipolte, Manzano. 
  6. -Picante suave: Jalapeño, guajiro, cascabel, Poblano, Mulato, Pasilla, Rocotillo, Guajiro. 
  7. -Picante ligero: Paprika, Santo Domingo, Jalapeño TAM-2, Coronado, El Paso.
  8. -Picante ligero: Chile dulce, chile pimiento, red cherry sweet. 

Beneficios para el organismo:
– Contienen grandes cantidades de vitamina C y A.
– Tienen efectos anticancerosos, analgésicos, antiinflamatorios y antimicrobianos.
– Funcionan como antioxidantes al proteger de enfermedades cardiovasculares, padecimientos digestivos como el Síndrome de Intestino Irritable, así como reforzar el sistema inmunológico.

Café Villa CampaChiles mexicanos
Leer más

¿Cómo nace Café Villa Campa?

La historia de una pareja y un niño que se embarcan en una aventura sin fin.

Cuando nace nuestro pequeño, la vida nos da un vuelco, ¡pero de qué manera!, la gente te dice que un hijo te cambia, nosotros creemos que lo que nos ha hecho es transformarnos, nos ha dado un plus de valentía y locura que nos hacía falta para emprender. Y  aquí estamos, con los bolsillo llenos de besitos, como dice el cuento favorito de Ian, las pilas cargadas y el cuerpo repleto de ilusiones.

Aunque como en todas las historias, también hay una parte triste, justo esa parte, que te rompe todos los planes y te deja “con el culo al aire”; ese punto en el que sin más, de un día para otro, todo se rompe, y te ves sin rumbo, sin planes y sin trabajo. Y te pasa de todo por la cabeza, te inundan todas las emociones a la vez, se te encoge el alma y solo tienes ganas de llorar y salir corriendo. Menos mal que ahí están ellos, nuestra red de contención, los que no nos han dejado caer, nos han apoyado y consolado en ese momento de incertidumbre, de miedo, de oscuridad.

Y giras la cabeza y ves esa carita con una sonrisa de oreja a oreja, y esos ojitos brillantes y pizpiretos; y te vuelven las ganas, y se te llenan las pilas, y empiezas a ver la luz al final del túnel, y las cosas buenas, y las oportunidades, y te acuerdas que hay algo por ahí, atesorado hace tiempo, creciendo como una semilla y te das cuenta que está lista para salir.

Y nos ponemos en marcha, pensando en las cosas que nos gusta encontrar en los sitios que frecuentamos, en las cosas buenas y que funcionan de los lugares en los que hemos tenido la fortuna de trabajar y siempre con un pensamiento crítico y flexible; que nos permita ver las cosas de manera objetiva y la posibilidad de hacer lo que se nos ocurra. Un trabajo interno importante, para crear cimientos fuertes.

Buscamos y buscamos, un día estábamos por tirar la toalla, y de pronto… lo vimos, un lugar lleno de posibilidades, con el tamaño justo para poder atenderlo entre dos personas, no tardaron en salir los miedos, y las dudas y aquellos que nos preguntaban asombrados si estábamos hablando en serio cuando decíamos que ese era el lugar que queríamos, y fuimos fuertes, y perseverantes, y sobre todo valientes para seguir adelante con nuestro sueño.

Cabe aclarar, que no solo de amor vive el hombre, ni de ilusiones; aunque esto te hace fuerte, hay que trabajar, y mucho. El trabajo en hostelería es muy exigente, porque las personas somos muy exigentes, pero también es maravilloso y te da enormes satisfacciones. Y son esas alegrías las que nos tienen aquí, completamente enamorados de nuestro proyecto y poniendo lo mejor de nosotros.

Gracias Café Villa Campa por todas las alegrías que nos estás regalando, y por esos enfados que nos han unido aún más. Gracias a nuestros clientes por elegirnos y apostar por nosotros, gracias a nuestros amigos y familiares por apoyarnos y seguirnos. Y sobre todo gracias Ian, gracias Paulina y gracias Edgar por ser quien eres para que esto sea posible. Un enorme hurra por todos los que juntos, hacemos Café Villa Campa.

Tacos mexicanos

Cervezas de importación

admin¿Cómo nace Café Villa Campa?
Leer más